Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Apostamos por la cercanía con el cliente, que perciba que su problema es el nuestro, Javier Pedreño, SENSEI

  • Entrevistas

cdr ahora entrevista SENSEI JAVIER PEDREÑO 2

37 años al frente de SENSEI, han convertido a Javier Pedreño en el líder de una compañía de referencia, con una visión de la vida y del negocio muy particulares. Tras casi 4 décadas de carrera profesional, Javier Pedreño mira la vida de otra manera. El negocio, el servicio al cliente y contar con toda la información en caliente es fundamental pero, además, delegar en un equipo de total confianza y disfrutar de tiempo libre, es algo que ha aprendido a hacer con el tiempo. SENSEI, Socio Certificado de AHORA, aporta valor añadido a las empresas mediante la implantación de herramientas que optimizan la toma de decisiones, incrementan la productividad y mejoran los flujos de negocio.

¿Cómo es su empresa? ¿Cómo es trabajar en ella?

Trabajar en SENSEI no es fácil… sobre todo teniendo un jefe como yo (Ríe). Seguimos un modelo de gestión muy pasional. Probablemente, más de lo que debería. Seguramente, si no hubiera sido así, hoy seríamos de otra manera, estaríamos en otra posición y seríamos todos muy ricos. Pero siempre hemos pretendido que prime el hecho de trascender. Es decir, de hacer cosas que queden, que puedan ser útiles para otras personas.

Yo siempre digo que un software cuesta lo que cuesta desarrollarlo dividido por el número de unidades que somos capaces de posicionar en el mercado. Claro, esta es una cuenta perversa, porque cuanto mayor sea el número de unidades que podemos colocar, más barato es el precio que podemos cobrar, salvo que quieras hacerte rico. Como nunca ha sido el caso, siempre hemos tendido al crecimiento abaratando costes y situando productos en el mercado con precios muy ajustados.

En cuanto al espacio físico, empezamos en un local muy pequeño para pasar, con el tiempo, a uno un poco mayor. Primero estábamos en un pueblo de Cartagena, luego ya en la ciudad, más tarde nos instalamos en un piso hasta que conseguimos aterrizar en un bajo a pie de calle, de unos 70 m2, donde estábamos unas 10-12 personas. Actualmente, desde el año 2000, estamos en unas instalaciones de unos 500 m2, en un local en Cartagena donde estamos muy cómodos las 25 personas que formamos SENSEI en estos momentos. También trabajamos con modelos deslocalizados, yo no creo en el presencialismo laboral. Cuando encontramos personas con talento que se quieren incorporar al proyecto, no tenemos en cuenta su ubicación física. Actualmente tenemos personas que trabajan en su domicilio, desde Madrid, Alicante o Barcelona.

Estamos muy volcados en los temas de calidad y lo medimos, entre otras cosas, con encuestas de valoración del servicio. Solo hay un hecho que nos penaliza a todos a la hora de disfrutar de incentivos y es que la valoración media en calidad baje del 9,5. He de decir que, en los últimos cinco años, no hemos dejado de percibir incentivos nunca.

 

¿Qué valores diferenciales destacaría de SENSEI?

La cercanía. Que el cliente perciba que su problema es tu problema. Para nosotros, si a un cliente no le cuadra un balance es nuestro balance el que no cuadra, es nuestra factura la que no sale, es nuestra impresora la que no imprime… Jamás nos vamos a casa si un cliente tiene un problema.

Desde su experiencia, ¿a qué retos cree que se enfrenta hoy en día el sector y cuáles son, en tu opinión, las perspectivas para los próximos años?

El sector se enfrenta a un reto de universalización del modelo. Estamos dentro de un esquema perverso que consiste en generar modelos que le sirvan a todo el mundo, muy cerrados, para conseguir que los todos clientes acaben utilizando el mismo programa de gestión. Esa es la amenaza real que tenemos los fabricantes de software. Si no hay necesidades de personalización por parte de los clientes nuestro modelo se extinguirá.

Las empresas tenemos que añadir un valor diferencial porque el core del producto acabará siendo muy similar.

 

¿Qué estrategias han puesto en marcha la empresa para adaptarse con éxito?

Nuestro producto propio, que ha ido evolucionando continuamente desde que empezamos a desarrollarlo en los 80, ha conseguido ser un producto muy potente de referencia dentro del sector. En estos momentos, nuestra estrategia es aplicar nuestra experiencia y nuestro conocimiento y ampliar el equipo de programadores para continuar adosando y ampliando código a una plataforma con mucho futuro como es AHORA.

En estos momentos, presentamos SENSEI 10, un producto final que tiene el core de AHORA con un interface usuario modelado con el formato de datos y de relación cliente-máquina de SENSEI y que está disponible para todos los Socios Certificados.

 

¿Qué factores tuvieron en cuenta a la hora de incluir las soluciones de AHORA en su oferta?

Buscábamos un modelo de colaboración en el que no nos sintiéramos cautivos y donde pudiéramos aportar todo el conocimiento que hemos adquirido a lo largo de nuestra trayectoria como empresa. Todo eso lo encontramos en AHORA.

 

Puedes seguir leyendo el contenido íntegro de esta entrevista en este enlace.